Notas de Prensa

La Fundación Apadrina un Árbol de Guadalajara anima a las empresas a emprender acciones sostenibles
jueves, 12 de julio de 2007
Desde junio de 2006 la Fundación Apadrina un Árbol está trabajando en la recuperación ambiental y social de una de las zonas más afectadas por el incendio ocurrido en Guadalajara en julio de 2005, para ello cuenta ya con la colaboración de más de 60 empresas y entidades y más de 13.000 padrinos
En febrero, la Fundación celebró la I Jornada de voluntariado en la finca de Solanillos a la que acudieron cooperantes desde Madrid y Guadalajara para hacer labores de limpieza y cuidado del bosque, en la finca de Solanillos, en el término municipal de Mazarete, Guadalajara, lugar donde la Fundación ha puesto en marcha un proyecto ambiental, educativo y de desarrollo rural. Tras esta primera jornada han sido muchas las empresas, instituciones, centros educativos y entidades de diversa índole que han querido participar con la Fundación Apadrina un Árbol en su proyecto ambiental y educativo.
 
Las labores de voluntariado sirven para concienciar a las personas de la importancia de la naturaleza en nuestras vidas, a respetarla y cuidarla. Se trata de jornadas lúdicas y formativas en las que expertos en la materia organizan pequeños grupos de trabajo con diferente ocupación en función de la época del año: recogida de semillas, limpiezas del monte, construcción de fajinas, resalveos, podas…etc.
 
Con ello se colabora en los trabajos que está llevando a cabo la Fundación en colaboración con la Administración con el objetivo de recuperar la zona lo antes posible, evitando el riesgo de incendios forestales y ayudando a que las nuevas especies que están naciendo se fortalezcan.
 
La Fundación Apadrina un Árbol quiere que estas jornadas de voluntariado sirvan de precedente para que otros grupos de empresas o colectivos puedan colaborar en la preservación del medio natural y en la lucha contra los incendios. Además más de 60 empresas e instituciones colaboran con la Fundación mediante el apadrinamiento de árboles, a través de donaciones económicas y con labores de difusión del proyecto de apadrinamiento que comenzó en junio de 2006 y del que ya forman parte más de 13.000 padrinos.
  
Los árboles son importantes porque: nos proporcionan el oxígeno que todos los seres vivos respiramos